Venezuela - Lunes 21 abril, 2014

Opinión - 11 febrero, 2014 | 12:00 AM

Batalla de La Victoria y Día de la Juventud

En su comienzo el proceso emancipador venezolano en 1811, tuvo una serie de contradicciones en cuanto a los intereses y la integración de las clases sociales. La supremacía de la élite mantuana sobre los demás sectores en cuanto a la lucha independentista, trajo como secuela que la mayoría de la población tuviese recelo e indiferencia por la causa Republicana. Esta fue en gran parte la causa de la pérdida de la II República. Ante esta situación los patriotas al mando de Simón Bolívar tratan de incluir a los sectores populares y sus reclamos dentro del proceso emancipador. Ante esta aparente estrategia social patriota, aparece el caudillo llanero José Tomás Boves, quien según Francisco Herrera Duque (Rbgca Análisis ético-moral sobre Venezuela) en un principio quiso apoyar a los Republicanos, pero de pronto por ciertos problemas se convirtió en un sanguinario español, lleno de odio y venganza contra sus enemigos. A finales de 1813 la situación del país era complicada para los patriotas. Abundaban las sublevaciones, brotes guerrilleros y reacciones de cierta parte de la población a favor de los realistas.

José Tomás Boves logra armar un gran ejército para atacar y avanzar sobre los republicanos. El español vence en La Puerta a Campo Elías y se dedica a sembrar el terror. Bolívar desde Caracas prepara un nuevo plan. Establece en Valencia su cuartel general, le ordena a Rafael Urdaneta combatir en Occidente y le pide a Santiago Mariño acudir en ayuda del centro. El general José Félix Ribas, nombrado gobernador de Caracas por Simón Bolívar, es instado a que acuda y avance hasta los Valles de Aragua. Pero la capital se hallaba extenuada por la guerra y sin hombres para formar un ejército. Frente a esa emergencia y reto el patriota Ribas reclutó y formó una tropa integrada por inexpertos jóvenes seminaristas y estudiantes de la Universidad de Caracas (hoy llamada UCV), los cuales se alistan con devoción, patriotismo y decisión para defender con ahínco la naciente república que se tambalea. El general José Félix Ribas llega a La Victoria con aproximadamente 1.500 soldados. El jefe realista, que estaba en Villa de Cura, marcha con sus huestes sobre La Victoria, el 12 de febrero de 1814. Ante la proximidad y su superioridad del número de tropas de Boves, el jefe republicano arenga a sus soldados: “Soldados: Lo que tanto hemos deseado se realiza hoy: he ahí a Boves. Cinco veces mayor es el ejército que trae a combatirnos; pero aún me parece escaso para disputarnos la vitoria. Defendéis del furor de los tiranos la vida de vuestros hijos, el honor de vuestras esposas, el suelo de los patriotas; mostradles vuestra omnipotencia. En esta jornada que será memorable, ni aun podemos optar entre vencer o morir: ¡necesario es vencer! Viva la República!”

El combate era encarnizado. Los patriotas después de varias horas de combate no habían vencido la resistencia y ferocidad de los españoles. De repente aparece el refuerzo de Campo Elías con 220 soldados a caballo. Esto forzó la retirada de los realistas y aseguró la victoria de los patriotas. El general José Félix Ribas y sus imberbes soldados se coronaron de gloria y pasaron a la posteridad como grandes guerreros. El Libertador, al conocer la noticia de esta increíble victoria republicana, le concedió al jefe patriota el título de “Vencedor de los Tiranos”. Se había consumado así uno de los acontecimientos más espectaculares, resaltantes, heroicos y notables de nuestra causa independentista. El mismo se debió al coraje y encendido patriotismo de José Félix Ribas, a la pujante aguerrida actitud de los jóvenes estudiantes y al oportuno auxilio de tropas prestadas por Campo Elías.

En conmemoración a la batalla de La Victoria, el 10 de febrero de 1947, la Asamblea Constituyente, decreta celebrar el 12 de febrero como el Día de la Juventud. El acto para tal fin se realiza en la plaza principal que tiene por nombre al héroe José Félix Ribas. Al cumplirse un nuevo aniversario de la batalla de La Victoria, la juventud venezolana se siente comprometida con el legado dejado por esos héroes patriotas para librarnos del terror español. Asimismo, esta juventud debe actuar sin vacilación y con coraje para evitar que el sistema democrático ideado por nuestros libertadores sea mancillado por las ínfulas de un gobierno autoritario, que solo le interesa eternizarse en el poder, así la patria se desintegre.

ing_garcia6@hotmail.com


  • Noticias Anteriores

    abril 2014
    LMXJVSD
    « mar  
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930 
  • Espacio publicitario disponible - S3 (0426-2722583)

  • Espacio publicitario disponible - N4 (0426-2722583)