Venezuela - Miércoles 23 abril, 2014

Opinión - 13 febrero, 2013 | 12:00 AM

Bicentenario de la Campaña Admirable

El 16 de abril de 1813, a las 5 pm., llegó por primera vez el Libertador a San Cristóbal. Al día siguiente prosiguió hacia La Grita y regresó a Cúcuta a esperar el permiso de la Nueva Granada para invadir a Venezuela. Llegado éste, salió de Cúcuta el 14 de mayo, y ese mismo día llegó a San Cristóbal e inició su Campaña Admirable. Hecho éste digno para que los pueblos tachirenses como San Cristóbal, Táriba, Lobatera, El Cobre, La Grita y Llanitos, preparen un programa de estas visitas bicentenarias. El año 1813 el Presidente del Táchira, general  Pedro Murillo, emitió un decreto mediante el cual ordenaba que se erigiese en el sitio de Filisco, esquina de la calle Villapol con carrera de San José, un Arco Bolivariano que recordase que ése fue el sitio por donde entró  Bolívar a las 5 pm. del 16 de abril de 1813, acompañado de un puñado de héroes venezolanos y neogranadinos, a San Cristóbal, en los inicios de su Campaña Admirable. Han trascurrido 200 años y el Arco Bolivariano no ha sido construido. Es ésta la oportunidad para que el programa que se prepara en conmemoración del Bicentenario, cumpla con la construcción del mencionado arco.

En todo el Táchira, y especialmente en los sitios nombrados, es de rigurosa aspiración preparar programas bicentenarios especiales. Sabemos que Táriba adelanta una conmemoración para el día 17 de abril. La celebración toma ribetes especiales en la ciudad de San Cristóbal. Aquí el Libertador, subido a una gran piedra que existía al pie de la torre de la Iglesia, al llegar arengó a sus soldados. Se hospedó en casa de la heroína María del Carmen Ramírez de Briceño, en la actual carrera cuatro, esquina de calle cuatro, hasta la residencia del Pbro. Mons. Dr. Carlos Sánchez Espejo.

Para esa época San Cristóbal era solamente una minúscula Villeta de menos de 2.000 habitantes, con más de la mitad de casas de paja y menos de la mitad de teja. En estas visitas Bolívar venía muy apresurado por seguir la marcha de su campaña y por ello no tuvo mucho tiempo para ocuparse de otras cosas. En las visitas de 1820 sí pasó mucho tiempo en la Villa, y en ese tiempo tuvo oportunidad para reunirse con los notables de San Cristóbal en la Sacristía del Templo de San Sebastián, lanzar su hermosa proclama del 19 de abril de 1820 y muy probablemente para sembrar el Árbol de la Libertad en la Plaza Pública de la Villa, que puede ser el gran samán de la Plaza Juan Maldonado, pues se hospedó en una especiosa casa  que existía al frente del árbol actual.

Se discute ahora si se debe reponer el nombre de Bolívar a la actual plaza de la fundación. Según documento encontrado por mí en el Archivo Municipal, esa Plaza comenzó a llamarse Bolívar en 1870, probablemente por disposición de Guzmán Blanco. Así se llamó hasta el 25 de octubre de 1912, cuando se mudó al actual sitio en vista de que la ciudad comenzó a desarrollarse aceleradamente hacia el norte y hacia el este, y la Plaza de la Iglesia de San Sebastián dejó de ser el centro de San Cristóbal. El Libertador no podía quedar arrinconado en sitio desolado. El monumento del Bolívar ecuestre fue inaugurado el 20 de mayo de 1929. A él hemos venerado en los últimos 83 años todos los tachirenses y venezolanos en su plaza. Surgida últimamente la idea de regresar la Plaza Bolívar a la actual Plaza Juan Maldonado, opinamos que como una decisión de esta naturaleza es de tan alta trascendencia, creemos que se debería tomar en cuenta la opinión del pueblo, realizando un plebiscito entre la ciudadanía de San Cristóbal y quizá de todo el Táchira.

 jj_villamizar@hotmail.com

J. J. Villamizar Molina



  • Noticias Anteriores

    abril 2014
    LMXJVSD
    « mar  
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930 
  • Espacio publicitario disponible - S3 (0426-2722583)

  • Espacio publicitario disponible - N4 (0426-2722583)