Venezuela - Jueves 17 abril, 2014

Opinión - 17 julio, 2012 | 12:00 AM

Monagas: abolición de la esclavitud

Integrante de la pléyade de formadores del proceso emancipador venezolano, de grandes condiciones como militar y posteriormente Presidente de Venezuela, entre 1851-1855. Tuvo una destacada actuación en el campo guerrero al lado de su hermano José Tadeo Monagas, así como bajos las órdenes de Simón Bolívar y otros jefes patriotas. José Gregorio Monagas se destacó por ser un brillante militar durante la era independentista. Tuvo su pro y su contra en el desempeño de sus tareas militares. En 1835 fue uno de los partidarios de la Revolución de las Reformas, al lado de su hermano José Tadeo Monagas. En la campaña electoral de 1845-1846, aspiró a la candidatura presidencial. Fue superado por su hermano José Tadeo Monagas, auspiciado por el general José Antonio Páez y Carlos Soublette. Durante la presidencia de su hermano se sucedieron los lamentables hechos del asalto al Congreso Nacional, con tropas, tanques y varios diputados muertos el 24 de enero de 1848. José Gregorio en calidad de segundo jefe de las Fuerzas Armadas triunfó en las campañas de Guárico, Maturín, Barcelona, Cumaná y Margarita.

Con ese palmarés a su favor tuvo gran apoyo en el pueblo, lo cual aprovechó para ser candidato presidencial. Triunfó frente a los liberales Antonio Leocadio Guzmán y Etanislao Rendón. Tomó posesión del cargo el 5 de febrero de 1851. En su gobierno le tocó soportar varias rebeliones militares sostenidas por los partidarios de José Antonio Páez. Una de las medidas más trascendentales de su gestión lo constituyó la abolición definitiva de la esclavitud en Venezuela.
Los esfuerzos por lograr esa conquista para los sometidos tenía sus antecedentes en los albores del proceso independentista de 1810. A raíz del nuevo gobierno instalado con motivo de los acontecimientos del 19 de abril de ese año, el generalísimo Francisco de Miranda llamó a los esclavos a formar parte del ejército patriota y les ofreció la libertad. Fue Simón Bolívar, siendo mantuano, propietario de hacienda y esclavos, el más interesado en liberarlos. Para afianzar en la sociedad venezolana ese propósito dispuso de una serie de medidas. Al respecto recordamos: al llegar a Carúpano en la expedición de Los Cayos, el 2 de junio de 1816 decretó “la libertad absoluta de los esclavos que han gemido bajo el yugo español en los tres siglos pasados”. Sin embargo, no fue posible cumplir a cabalidad semejante conquista Había mucha resistencia por los poderosos. Luego, al desembarcar en Ocumare de la Costa el 6 de julio de ese año, dicta una Proclama en ese sentido. A tal efecto decía: “esta porción desgraciada de nuestros hermanos que han gemido bajo la miseria de la esclavitud, ya es libre…”. Tampoco aquí tuvo eco una decisión justa en pro de los esclavos. Posteriormente en el Congreso de Angostura de 1819, en el Congreso de Rosario en Cúcuta en 1821 y en otras instancias asomó la posibilidad de su liberación. En cada uno de los lugares donde presentaba esa petición no obtuvo respuesta positiva y definitiva. Quizás esa fue otra de las amarguras padecidas por El Libertador Simón Bolívar.

Pese a los esfuerzos anteriores de los jefes patriotas en dar libertad a los esclavos, solo fue posible 24 años después de la muerte del líder de América, en 1854 cuando el presidente José Gregorio Monagas, venciendo grandes obstáculos e intereses, hizo la hazaña más grande humanitaria de la liberación total de la esclavitud en Venezuela.

Al conmemorarse 154 años de su fallecimiento, los venezolanos recordamos con orgullo su legado y a uno de los héroes indiscutibles de nuestra emancipación.

ing_garcia6@hotmail.com

Alejo García S.


  • Espacio publicitario disponible - S3 (0426-2722583)

  • Noticias Anteriores

    abril 2014
    LMXJVSD
    « mar  
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930 
  • Espacio publicitario disponible - N4 (0426-2722583)