Vuelta al Táchira por su génesis

Publicado el 0 Commentarios
Existe en mente no sólo hacer un recorrido lo más tachirense posible, sino homenajear a quienes a nivel organizativo y deportivo hicieron grande la carrera. (Foto/Omar Hernández)

Existe en mente no sólo hacer un recorrido lo más tachirense posible, sino homenajear a quienes a nivel organizativo y deportivo hicieron grande la carrera. (Foto/Omar Hernández)4

La Vuelta al Táchira en Bicicleta llegó para quedarse. Medio siglo de vida del magno evento del pedal, pareciera que es muy poco, para tomar el título del tango argentino “20 años no es nada”, pues luego de 50 abriles de largo trajinar, la carrera ahora más que nunca se encuentra metida hasta el tuétano en el más común de los nacidos en esta tierra donde comienza y termina la patria.

Dirigentes del pasado, los padres de la criatura, uno de ellos el profesor Lucidio Martínez, y con él los que están ahora al frente de la Asociación Tachirense de Ciclismo, ente rector del pedalismo en la entidad federal, que funge como cabeza visible en todo lo que tiene que ver con la organización del Giro Andino, tienen el mayor interés de hacer una edición 2015 de la emblemática carrera, por todo lo alto.

Y para lograr este objetivo, tanto en lo deportivo como en lo histórico, hacer una Vuelta cincuentenaria con los mejores exponentes de Ameríca, Europa y el mundo, ya los dirigentes, todos como uno solo, están uniendo voluntades para hacer una realidad todas las premisas que se han trazado.

No obstante, existe un obstáculo, el talón de Aquiles de toda la vida, el traer equipos en excelente nivel, con pretensiones de  pelear los lugares cimeros frente a los nativos. Ya se hizo en dos o tres ocasiones, la traída con un mes de anticipación a varios de los equipos foráneos, con buenos resultados.

Precisamente ese es uno de los puntos de honor para los dirigentes, finiquitar con las federaciones de otras naciones para  invitar a selecciones y equipos de vengan a aclimatarse con un tiempo prudencial y de allí hacer una Vuelta más competitiva, más exitosa.

Otro de los objetivos,  traer a San Cristóbal al mayor número de campeones que ha tenido el Giro Andino; sin embargo, existe un interés grande de que este se lleve a cabo y para ello se busca el respaldo del ente público y privado para llevarlo a los hechos.

Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, el primer campeón que tuvo la Vuelta al Táchira, año 1966, y a la postre triple coronado, y el bogotano Alvaro Pachón Morales, los únicos ruteros neogranadinos con tres títulos encima, serían dos de los invitados de postín, que ojalá pudieran venir.

Otros campeones extranjeros, colombianos especialmente: Gustavo Rincón, Miguel Samacá, Patrocinio Jiménez, Carlos Siachoque, Luis Felipe Moreno y Raúl Gómez,  además de los rusos Galeitidnov Ramazán y Vjatceslav Ekimov y el cubano Eduardo Alonso  también están dentro del selecto grupo de glorias del ciclismo que engalanarían la justa andina en sus 50 años de creada.

De igual forma están los campeones venezolanos, algunos ya idos de este mundo, entre ellos el primer rutero criollo ganador de una edición del Giro tachirense, Santos Rafael Bermúdez, año 1973 y el bicampeón Fernando Fontes en 1975 y 1976.

Mucha tela de donde cortar de cara a la gran celebración, las Bodas de Oro de la Vuelta al Táchira en Bicicleta, con calificación 2.2 ante la Unión Ciclista Internacional  (UCI), con la seguridad que los dirigentes del pasado y los de ahora, unirán esfuerzos para que en enero de 2015 los ojos deportivos del mundo estén puestos en el estado Táchira y por ende en Venezuela.

Homero Duarte Corona