“Acuerdan aumento en el salario de los obreros de la construcción”

Publicado el 0 Commentarios

Alberto Maldonado, presidente de Fetratáchira.

El presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de la Construcción del estado Táchira (Suticet), Alberto Maldonado, informó que esta organización viene sosteniendo una serie de reuniones con el sector empresarial de la entidad, donde ya se ha acordado aumentar el salario de los obreros de la construcción, ante la falta de un nuevo contrato colectivo.

Maldonado precisó que frente a los altos índices de inflación, especulación y devaluación que han golpeado el poder adquisitivo de los trabajadores, las partes han acordado incrementar los ingresos de los constructores desde el primero de abril, de 640 bolívares semanales a 1.500 bolívares, para los obreros, mientras que los albañiles pasaron de ganar 910 bolívares semanales a 2.500.

Detalló que las prestaciones sociales siguen rigiéndose por el margen del salario establecido por tabulador. “Esto quiere decir que los trabajadores ganarían más salario, pero tendrían el salario del tabulador como base para el cálculo de las prestaciones sociales; se tomaría como una bonificación especial el restante del salario, para llegar a 1.500 y 2.500 bolívares”, explicó.

El líder sindical puntualizó que el acuerdo ayudaría a que los trabajadores semanalmente tengan mayor liquidez, pero las prestaciones sociales se mantienen en el mismo monto. Además, el patrono no tendría un impacto mayor con el pago de las prestaciones sociales y el aumento salarial.

De esta manera, Maldonado agregó que el acuerdo entre trabajadores y empresarios permitiría generar mayor producción y capacidad de ingresos a los patronos, pero también capacidad adquisitiva a los obreros.

El presidente de Suticet mencionó que están claros en que con este acuerdo no se atiende la totalidad de sus peticiones, considerando que el obrero venezolano debería ganar lo mismo que gana un trabajador de la construcción de Colombia, donde el metro de construcción es más barato que en Venezuela y, aun así, los obreros ganan más.

Alberto Maldonado comparó los ingresos de los trabajadores de la construcción de varios países latinoamericanos, en los cuales los salarios son mayores y los índices de inflación son menores a tres puntos anuales, como es el caso de Perú, Panamá, Argentina y Colombia, llegando a la conclusión de que el salario del venezolano es el más devaluado de toda América Latina.

(AM)