Denuncian esposas de militares supuestos atropellos psicológicos

Publicado el 0 Commentarios

Supuestos atropellos psicológicos, debido a las constantes solicitudes escritas y orales que han recibido de parte del general de División Héctor Luis Coronado Bogarín, comandante de la Zodi Sur y jefe de la II División de Infantería, para que desalojen las viviendas asignadas por servicio militar, denunciaron algunas esposas de militares activos y retirados.

Belkys Rodríguez aseguró que en una reunión llevada a cabo a finales del año pasado en el Círculo Militar de San Cristóbal, le hicieron saber a los militares y a sus familiares que debían desocupar las casas lo antes posible.

– A partir de ese momento, nos quieren hacer firmar un contrato de arrendamiento que caduque, para en unos meses obligarnos a desalojar, respaldándose en las viviendas en guarnición, que extinguió en el año 2009.

–Además, en el “Aló Presidente número 365, en 2010, el presidente Chávez ordenó que ya no canceláramos arrendamiento, y que se estudiaría, sin exclusión, la posibilidad de vender el inmueble a quienes lo están ocupando, para que sea vivienda principal, dijo Rodríguez.

Eleusis Morales, esposa de un militar retirado, manifestó que en julio de 2010, el Instituto de Previsión Social de la FAN (Ipsfa) publicó los requisitos para comprar las viviendas, que están fuera de las instalaciones militares.

Sin embargo, según Morales, en diciembre de 2011 su esposo recibió un oficio del general Coronado, el cual dice que no califica para la adquisición del inmueble por estar en proceso de retiro, y le solicita el desalojo en menos de 30 días.

–Es una medida arbitraria, pues aunque en muchas de las casas habitan personas de la tercera edad, como en mi caso, que vivo con mi mamá, el general Coronado dijo que quienes no posean vivienda “les tocará irse a un refugio y los menores de edad al albergue”, indicó.

Destacó Morales que son más de 1.500 familias que están en la misma situación, pese a la comunicación que envió el general José Antonio Briceño, a mediados de 2011, al general de la junta administradora del Ipsfa, Alexander Hernández Quintana, donde se determinaba factible la venta de los inmuebles en Residencias Militares San Cristóbal, urbanización La Monumental, Cremco La Concordia, Torres Blancas, Villa Hermosa y conjunto residencial Rio Grita en La Fría.

–Briceño, en el oficio que emitió con el N° 5.515, también dijo que algunas de las viviendas requieren de inversión considerable para el mantenimiento y conservación, y que, con su venta, se verían beneficiados los profesionales militares que no cuentan con vivienda propia.

Por su parte, Jorkley González, quien ocupa una vivienda con sus dos hijos menores de edad, dijo que igualmente le llegó un comunicado, que le informa que quien fue su pareja no cumple los requisitos exigidos para ser beneficiado, porque es divorciado.
–El padre de mis hijos está dispuesto a comprar la vivienda para ellos, pero nos ordenan la entrega del apartamento en menos de un mes, y si desacatamos la orden, habría una investigación penal militar, dijo González.

Por último, Belkys Rodríguez aseveró “A Bogarín lo facultan para la defensa y seguridad integral del estado, mas no como administrador de las viviendas, que valiéndose de su jerarquía e investidura militar, ha hecho que le otorguen un poder especial que lo faculte para hacer desalojos arbitrarios y forzosos, aunque quienes habiten las casas sean personas de la tercera edad, con problemas graves de salud, o menores de edad”.

Mariajosé Niño

]]>