logoMundial
logoMundial
Venezuela - Miércoles 23 julio, 2014

Infogeneral - 31 julio, 2012 | 12:00 AM

Diagnóstico en Defensoría Pública del Táchira

El defensor público general, Ciro Ramón Araujo, durante su visita institucional al Consejo Legislativo del estado Táchira.

“La fortaleza de la Defensoría Pública del Táchira es su personal y la debilidad es que hacen falta defensores públicos”, aseguró Ciro Ramón Araujo, defensor público general, quien este lunes dio continuidad a la gira que inició por el territorio nacional a los fines de realizar un diagnóstico sobre cómo están funcionando las unidades defensoras del país.

Para Araujo es vital el recurso humano de la Defensoría en Táchira, el trabajo diario de los defensores públicos y no sólo el trabajo jurisdiccional, sino también el trabajo social que permite elevar la cultura jurídica del pueblo. Al hablar de la falta de personal, anunció que van a designar otros defensores en materia de violencia de género, analistas y asistentes, a fin que el derecho a la justicia sea garante y eficaz.

—Con esta gira queremos escuchar de vivaz voz de los defensores públicos, los trabajadores, los analistas, los asistentes y el personal obrero, cuáles son las debilidades y fortalezas de la unidad, las necesidades que tiene la Defensoría Pública en el Táchira. Y una vez terminada la gira sacaremos las conclusiones para evaluar la situación general en el país y tomar las acciones pertinentes—.

Precisó Araujo que hay 96.308 causas procesadas por los defensores públicos del Táchira, que suman un total de 41, de los cuales 22 son en materia penal ordinaria, nueve en materia de protección, seis en materia de responsabilidad, dos agrarios y dos de violencia.

Además, anunció que donde exista un Centro de Reclusión, un Internado Judicial, una cárcel, estarán inaugurando un locutorio, que es un espacio métrico de 4×5, donde los defensores van a revisar sus expedientes carcelarios y tribunalicios. “Es un espacio para la vida, un espacio para dignificar el trabajo de los defensores públicos a los privados de libertad y sus familiares”.

Para el día de hoy martes está prevista la visita del defensor público general al Centro Penitenciario de Occidente, de cara a ubicar el lugar donde funcionará el locutorio, y de ser así, su posible inauguración, entendiendo que esos espacios están funcionando las 24 horas del día y los 365 días del año, pero fuera de las cárceles.

Con respecto a la Gran Misión a Toda Vida, indicó que le corresponde a la Defensoría Pública el tercer y cuarto vértice, que es la transformación de la justicia penal venezolana y la transformación del sistema penitenciario, respectivamente. Para ello en el Táchira fueron seleccionados o priorizados siete municipios: Ayacucho, Bolívar, García de Hevia, Ureña, Urdaneta, San Cristóbal y Torbes.

—El Táchira fue beneficiado con siete municipios, donde funcionarán las casas de Justicia Penal, que serán modelo de transformación de la justicia penal venezolana, dando rostro humano y visión humanista a la justicia. Allí funcionarán con un juez de primera instancia municipal, un defensor público municipal y un fiscal del Ministerio Público Municipal—.

La intención -acotó- es atender a aquellas personas que hayan cometido un delito cuya pena no exceda de ocho años. “Se va a profundizar ese trabajo y el poder popular jugará papel importante para que vigile que las personas que han sido objeto de una medida cautelar sean revisoras del cumplimiento de la justicia retributiva: tú cometes el delito y lo vas a retribuir con trabajo social en beneficio de la comunidad”.

Araujo aprovechó la oportunidad para hacer una visita institucional al Consejo Legislativo, donde fue recibido por los diputados Manuel Peñaloza. Luis Mora y Nellyver Lugo, asimismo el mayor Domingo Vargas, de la Defensa Pública Militar; Eva Bustamante, coordinadora de la Defensa Pública Táchira, y Aarón Díaz, defensor del pueblo.

Su agenda, además, incluye una mesa técnica con los trabajadores de la Defensoría Pública, tanto de San Cristóbal como la delegación de San Antonio, como parte de ese proceso de diagnóstico que se está realizando en las unidades regionales de Defensa Pública para revisar estatutos y requerimientos.

Mariana Contreras