Misa de aguinaldo de la alcaldía

Publicado el 0 Commentarios

Como ya es tradición, la alcaldía de San Cristóbal celebró junto a la familia municipal la misa de aguinaldo que año tras año se realiza en El Sagrario- Catedral, como una forma de darle la bienvenida a la Navidad y, asimismo, para agradecer las bendiciones de Dios Todopoderoso, además de pedirle guiar al municipio capital del Táchira por caminos de progreso y prosperidad.

Gran cantidad de personal que labora en el ayuntamiento hizo acto de presencia para agradecerle a Dios por un año lleno de salud, paz y, sobre todo, de vida. Entre cantos, alabanzas y palabras de reflexión se realizó la celebración, que se efectúa todos los años para conmemorar el nacimiento de Jesucristo, como parte de una tradición católica que se celebra a nivel nacional.

La alcaldesa del municipio San Cristóbal, Mónica García Tezzi, manifestó que el mes de diciembre es para estar en familia, compartiendo todos unidos, en amor. Por lo que le hizo un llamado a toda la ciudadanía, a que se anime y salga a las misas con sus seres queridos para recordar esos tiempos donde no importaba más que levantarse temprano para llegar de primeros a la iglesia.

El presbítero Felipe Sánchez, párroco de la iglesia El Sagrario-Catedral, enfatizó en su sermón acerca de la importancia de la Navidad, asegurando que no se debe ver esta fecha solo como algo comercial, sino para celebrar el nacimiento del hijo de Dios, y que sirva como excusa para que la familia tachirense se reúna y propicie espacios para compartir y felicidad, dejando de lado los problemas y vicisitudes.

La misa estuvo acompañada de la música de la Cantoría Municipal, que alabó el nacimiento del Niño Dios con melodías reconocidas, entre villancicos y aguinaldos propios de la temporada. Las ofrendas y oraciones no dejaron de ser el centro de atención de los asistentes, en especial la entrega del Niño Jesús, como acto de fe al nacimiento de Jesucristo, por parte de la primera autoridad civil del municipio y parte de su tren ejecutivo.

Los fuegos artificiales no se hicieron esperar al finalizar la homilía, siendo propicio para que la familia de la Alcaldía de San Cristóbal compartiera en un ambiente distinto al de las oficinas y el trabajo, en compañía de sus seres queridos, recordando que las festividades de Navidad y Fin de Año invitan a compartir y a la unidad de los pueblos hermanos, hijos de una misma patria. (MC)