logoMundial
logoMundial
Venezuela - Miércoles 23 julio, 2014

Regional - 13 noviembre, 2013 | 12:00 AM

Ventas controladas de electrodomésticos en comercios de San Antonio

Decenas de personas se aglomeraron este martes a las puertas de los establecimientos comerciales, para comprar artículos de la línea blanca, en San Antonio del Táchira.(Foto: JGH)

Decenas de personas se aglomeraron este martes a las puertas de los establecimientos comerciales, para comprar artículos de la línea blanca, en San Antonio del Táchira.(Foto: JGH)

San Antonio.- Bajo el control de la Guardia Nacional y Policías del estado Táchira,  se  venden desde el lunes en la tarde  electrodomésticos y artículos de línea  blanca  en varios establecimientos del ramo, en la calle 4 de San Antonio, donde se  ha aglomerado gran cantidad de compradores,  luego de que el presidente Nicolás Maduro  ordenara  rebajar los precios.

Para poder  comprar, las personas  tenían que estar  registradas en listas  elaboradas al parecer el pasado lunes  y las cuales estaban en manos de la  Guardia Nacional.  Además de la cédula de identidad venezolana,  se exigió  la tarjeta de uso obligatorio para la compra de gas doméstico o  recibo de  algún  servicio público donde  demuestre que  reside en territorio venezolano.

Desde el lunes en la tarde,  centenares de personas se agolparon en las afueras de los principales establecimientos que venden artículos de línea  blanca y electrodomésticos,   y la fuerza  pública  tuvo que hacerse  presente para prevenir  cualquier  comportamiento  irregular.

Ciudadanos que  hacían fila  este martes en la mañana para pasar a comprar  algún artículo,  manifestaron que fueron  censados el lunes  en la tarde.  Con lista en mano, los militares del Destacamento de Fronteras número 11 de la Guardia Nacional nombraban a las personas  para que pasaran ordenadamente a comprar  los artefactos deseados, que, a juicio de algunos, estaban  un poco más  baratos que en días  anteriores.

Otros compradores que  estuvieron en algunos de los establecimientos, por su  parte, indicaron  que a los artículos no  les  habían rebajado  “prácticamente nada” y  que lo que estaban vendiendo era “mercancía  vieja  que tenían  en inventario porque la nueva la habían  guardado”.  Algunas personas pedían la presencia de  funcionarios de  Indepábis para que supervisaran la  lista de precios.

Algunos comerciantes que este martes en la mañana no habían abierto sus  negocios  decían  que iban a esperar la presencia de la comisión plena (funcionarios de Indepabis, Presidencia de la República  y de otros organismos que la conforman), para  abrir  los establecimientos.   No obstante, se conoció que la  Guardia  Nacional  estaba  actuando  por  mandato de  la comisión  presidencial,   con el fin de garantizar que los artículos  de línea blanca se vendan a precio  regulado.

Ciertos establecimientos donde  hubo venta  controlada estuvieron abiertos muy poco tiempo durante la mañana de este martes.

Se observó a cierta cantidad de personas ingresar a comprar,  pero  a mitad de mañana  cerraron porque,  según se dijo, no había más nada que vender. Otras personas, luego, hicieron  fila  para  retirar  artículos que,  manifestaron,  habían pagado el lunes en la tarde, cuando  comenzó a controlarse la venta.

Hubo también quienes manifestaron que  la rebaja  de precios fue casi del 50 por ciento,  ya que, por ejemplo,  una  nevera que tenía  precio de 18 mil bolívares, el  lunes en la  tarde  la compraron  en 10 mil bolívares.  Mientras  hacían fila y  en medio de la aglomeración que había en la céntrica calle de la zona comercial,  muchas  personas comentaban  que las medidas que está adoptando  el Gobierno  para  bajar   los precios de los artículos  son  buenas,  porque en San Antonio la especulación era  exagerada  y, además, muchos comerciantes fijaban precios en pesos colombianos y no en bolívares, debido a la  devaluación que ha sufrido la moneda  nacional y ante la  alta  afluencia de  compradores  del  vecino  país, comportamiento que la mayoría reprochó.

Otros, por su parte, comentaban  que los comerciantes que no son importadores  no son directamente responsables  de los  elevados  precios de los artículos,  ya que éstos  son fijados por los que sí importan  la mercancía  y la distribuyen en el territorio  nacional, y  aunque reciben  divisas a precio  preferencial, establecen  el costo  como  si  hubiesen  importado con dólar  paralelo.

José G. Hernández