William Novoa: “Días de descanso del trabajador son irrenunciables no negociables”

Publicado el 0 Commentarios

William Novoa

Uno de los aspectos importantes para este año 2013, en materia de todo lo correspondiente a la relación de trabajo es lo referente a la reducción de la jornada de trabajo, la cual estará a partir de mayo de este año en 40 horas semanales por cada cinco (5) días continuos de trabajo con dos (2) días de descanso continuos de manera remunerada, “siendo estos irrenunciables y no negociables de forma que violen la normativa,  según lo  dispuesto en la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadoras y Trabajadores”.

La reducción de la jornada de trabajo diaria, según explica el abogado William Novoa, Profesor Universitario en Derecho del Trabajo, Derecho Tributario, Derecho Mercantil y Comercio  Internacional, Director del Centro de Asesoramiento y Capacitación Empresarial Novacev, “está enmarcada dentro del ámbito de aplicación emanado de la Lottt, lo que conlleva su total aplicación a partir del 01 de mayo de 2013″.

—Es importante acotar que los únicos artículos que no entraron en vigencia plena el pasado mes de mayo 2012 fueron los referentes a la reducción de la jornada de trabajo y los que respectan a la tercerización o intermediarios, dando al primer concepto un año para su aplicación y tres años respectivamente a los tercerizados-, dijo.

Según el abogado,  es fundamental para todos los patronos, patronas y empleadores en general, “entender que desde el Artículo 167 de la Lottt, encontramos todo lo referente a la jornada de trabajo, lo que constituye el Capítulo VI de este instrumento jurídico”.

— Es la jornada de trabajo el tiempo por el cual el trabajador o trabajadora está a disposición del empleador, para que cumpla con lo establecido en el contrato de trabajo que dio inicio a la relación de trabajo.  Es de allí que se desprenden tantas incidencias como  deberes y derechos para los trabajadores y sus patronos, a fin de que la relación de trabajo se de  acuerdo a la Lottt-, explica.

Horas de descanso

Según Novoa, en el Artículo 168 de la Lottt, se establecen las horas de descanso con las que debe contar el trabajador o trabajadora para su alimentación y descanso luego de cinco (5) horas continuas de trabajo, cuyo tiempo es mínimo de una (1) hora diaria, ” para cumplir con estos preceptos que tienen amplia relación con todo lo que conlleva la preservación de los derechos humanos fundamentales”.

—  Es de allí que en el artículo 169  de la Lottt, se establece el tiempo de descanso y alimentación imputables a la jornada de trabajo cuando el trabajador no pueda ausentarse del sitio de trabajo, para su alimentación por encontrarse en  una relación de trabajo donde se amerita su presencia o por atender ordenes del patrono, entendiéndose la precisión del legislador de que ese tiempo se imputara a la jornada de trabajo diaria la cual no podrá ser menos de media hora es decir treinta minutos-, acotó.

Señala además el experto laboral, que en el artículo 170 de la Lottt, los descansos de alimentación en los casos en que el patrono les proporcione comedor a los trabajadores, no será computado como tiempo efectivo de trabajo, “es decir no afectará la jornada de trabajo diaria como tal, lo que conlleva que la hora de descanso suspenderá la jornada diaria y continuará para complementar la jornada completa de trabajo según lo establecido en el horario de trabajo”.

Dijo que en su artículo 171 la Lottt, establece la modalidad  de jornada de trabajo en lo que respecta al transporte de los trabajadores al sitio de trabajo, el cual será computado a la jornada efectiva diaria de trabajo la mitad del tiempo que debe durar  normalmente ese transporte, a no ser que  el sindicato y el patrono acuerden lo contrario mediante el pago de la remuneración correspondiente.

Jornada parcial

Según el abogado Novoa, el Artículo 172 de la Lottt,  la jornada parcial de trabajo la cual deberá ser remunerada de acuerdo a la alícuota al cumplimiento del tiempo respectivo, “salvo que el patrono de acuerdo con el trabajador le beneficie en la remuneración”.

— En su artículo 173 la Lottt, establece los límites de la jornada de trabajo, teniendo como precepto fundamental la reducción de 44 horas semanales a 40 horas semanales.  La jornada de trabajo no  podrá excederse de cinco días a la semana, teniendo como derecho el trabajador o trabajadora luego de laborar cinco días continuos a la semana, de dos (2) días de descanso continuos y remunerados durante cada semana laborada-, apuntó.

Destacó que de allí que se desprendan varias situaciones, en primer lugar que la jornada de trabajo diurna es de 5:00 am y 7:00 p.m., no excediéndose la jornada de ocho (8)  horas diarias ni de cuarenta (40)  horas semanales.

—La jornada nocturna de 7:00 p.m. a 5:00 a.m., la cual no podrá excederse de siete (7) horas diarias ni de treinta y cinco (35) semanales, considerándose que toda extensión en la jornada de trabajo será tomada y remunerada como horas extras nocturnas. Cuando la jornada de trabajo este basada en jornada diurna y nocturna será considerada jornada mixta, la cual no podrá excederse de siete horas y media (7 ½) diarias ni de treinta y siete horas y media semanales (37 ½), haciendo énfasis que cuando la jornada nocturna, que tiene como base una jornada mixta exceda de cuatro (4) horas se considerará jornada nocturna en su totalidad la cual deberá ser remunerada en base a esta-, explicó.

Repuso que esta situación obligatoriamente deberá ser reestructurada por el patrono o patrona a fin de dar cumplimiento a lo establecido en la Lottt, “porque si bien es cierto que puede darse el caso en que el patrono haga ir al trabajador el día sábado a trabajar el cual será pagado normalmente, pero con la condición de que los dos días de descanso continuo correrán a partir del día siguiente es decir el domingo, caso similar seria si el trabajador labora el día domingo que es considerado por la Lott como día feriado el cual será pagado de acuerdo a la ley en su remuneración y además del disfrute de los dos días continuos de descanso”.

—Cuando nos encontramos con este escenario laboral vemos la necesidad de que el empleador deberá cubrir estos días de descanso con otro personal, ya que estos disfrutes no son negociables, entendiéndose de que si no se hacen efectivos en el tiempo correspondiente, los mismos serán computados al tiempo de las vacaciones de disfrute del trabajador en la oportunidad que le corresponda, situación que no es viable para el patrono, ni para el trabajador  porque puede correr el riesgo de que el tiempo que se le computara al tiempo de vacaciones de ley por descansos compensatorios, pueda llegar a ser mayor en días y estos no serán tomados en cuenta para el pago del bono vacacional del periodo de vacaciones de ley-, afirmó.

Señaló que: “es importante hacer énfasis en la nueva estructuración que sufrirán los horarios de trabajo en todos los estratos de la vida nacional, lo que conlleva a que las empresas deberán adoptar sus jornadas a una base fundamental de horas diarias de trabajo de ocho (8) horas y de cinco (5) días continuos de trabajo con los respectivos dos (2) días continuos de trabajo. El impacto social de la puesta en práctica  de esta normativa seguramente  traerá el riesgo que puedan correr los trabajadores y trabajadoras por parte de algunos patronos que pretendan despedirlos ante la exigencia del cumplimiento de lo establecido en la Lott”.

— La reducción de la jornada de trabajo es de estricto cumplimiento, ya que su carácter en el desarrollo biopsicosocial del trabajador corresponde al sentido propio del precepto constitucional el cual da al trabajo el aspecto propio de ser el hecho social referente del desarrollo de la sociedad, según lo que reza el artículo 89 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, igualmente en lo que establece la seguridad social en  la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social de 2012-, apuntó William Novoa. (am)