Venezuela - Jueves 24 abril, 2014

Salud - 30 enero, 2012 | 12:00 AM

Causan graves consecuencias los biopolímeros en el cuerpo

Miles de mujeres en el mundo han pasado por la angustia de comenzar a ver la aparición de severas infecciones en sus cuerpos, e incluso percibir su piel necrosada, tras haberse practicado un procedimiento estético que se suponía las dejaría más bellas; es el caso de las damas que se inyectaron los conocidos biopolímeros en alguna zona de su cuerpo, sin saber las graves consecuencias que estos materiales ocasionan.

Debido a numerosos casos también registrados en Venezuela de mujeres afectadas por colocación de biopolímeros, el Ministerio del Poder Popular para la Salud, durante el mes de diciembre del año 2011, prohibió el uso de estos materiales para procedimientos de cirugía plástica y estética en todo el país.

Según la información publicada en el blog noalosbiopolímeros.blogspot.com”, los biopolímeros son sustancias derivadas del petróleo, de apariencia transparente y aceitosa, de uso industrial, que en fase experimental se utilizaron en mínimas cantidades en tratamientos estéticos como relleno facial, pero que luego de observar el riesgo de formación de granulomas e infecciones en los pacientes, fueron retirados del mercado europeo y estadounidense hace más de 10 años; sin embargo, se siguieron empleando en Latinoamérica y en Venezuela.

En el comunicado del Ministerio de Salud, el despacho de Contraloría Sanitaria destacó que aplicará sanciones legales o administrativas establecidas en la ley, a todos aquellos profesionales de la salud que no cumplan con esta medida, además instó a denunciar a los infractores, pues las denuncias ayudarían enormemente a castigar a los que evaden la ley y ponen en riesgo la salud de la población venezolana.

La información, conocida a través del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS) señala que se prohíbe el uso de Biopolímeros, bajo sus formas genéricas: Polimetacrilato (PMMA y PHEMA), silicona líquida o cualquiera de sus mezclas, bajo sus formas comerciales: BIOFILL, BIOS KIN, METACOL, SILOMED, BIODERM, en diversas partes del cuerpo (glúteos, tríceps, pectorales y cara) por cuanto representan un riesgo para la salud, por sus efectos colaterales graves y potencialmente fatales, asociados a su uso.

Las consecuencias son graves

Sobre este tema fue consultado el cirujano plástico Jaralampos Giagtzidakis, quien explicó que las consecuencias del uso de biopolímeros en procedimientos estéticos son fatales, ya que al menos 40% de los casos presentan complicaciones como: infecciones en el sitio de inoculación, presencia de granulomas, reacciones alérgicas, presencia de nódulos, necrosis, migración (se mueve del lugar donde lo colocaron hacia otra zona del cuerpo).

— Hemos visto pacientes que le colocan biopolímeros en los surcos nasogenianos (arrugas bajo la nariz, a los costados de la boca) y con el pasar del tiempo sienten la presencia en el cuello del material; otras pacientes que se inyectaron en los glúteos, los han llegado a sentir en la parte trasera de las rodillas, y esto trae otras tantas numerosas consecuencias — dijo el doctor Giagtzidakis.

Detalla el experto que, cuando se presentan estos casos severos de pacientes a causa de la inoculación de biopolímeros, “en primer lugar hay que tratar el proceso infeccioso y las reacciones alérgicas, pero cuando ya hay nódulos y necrosis es muy complicado y hay menos que hacer, a veces se recurre a la cirugía reconstructiva, a injertos; depende del defecto generado se evalúa la alternativa para resolver el problema”.

También afirma el médico que lo más inmediato es extraer el material, pero esa extracción es parcial, porque ya la sustancia está dispersa y se difunde a través de los tejidos, entonces el profesional de la medicina no puede estar seguro de haberlo sacado todo; por ello considera que la mejor forma de sacarlo es hacer una incisión directa en el sitio donde se encuentra el plástico, pero habrá lugares del cuerpo adonde haya migrado el material a los cuales el cirujano no pueda llegar, es decir que el paciente igual queda con parte de la sustancia por dentro.

Hay otros medicamentos que dan resultados para contrarrestar la aparición de nódulos, no obstante, el paciente en esta fase ya deberá tratarse en conjunto con un equipo multidisciplinario, que incorpore un infectólogo, un dermatólogo y un cirujano plástico, para decidir qué se puede hacer.

“La grasa es lo más recomendable”

Para aquellas mujeres que desean hacerse un procedimiento de relleno para mejorar su apariencia, el doctor Jaralampos Giagtzidakis explica que existen dos grandes tipos de materiales de relleno: los permanentes, que no son recomendados casi en ningún escenario, y están prácticamente prohibidos; y los no permanentes, que son aquellos que se disuelven en el cuerpo, entre los cuales los ideales son el Acido Hyalurónico y la grasa autóloga.

— La idea es no recurrir a implantes permanentes, por ello la grasa autóloga es lo más recomendado, el potencial del tejido graso tiene todas las ventajas: es económico, no produce reacción alérgica, porque es el propio tejido del paciente, es fácil de conseguir en abundancia; la única desventaja es que se reabsorbe hasta 25% ó 30%. Hoy en día la cirugía plástica es de grasa, es una falta contra el paciente tratar de ponerle biopolímeros — advirtió el médico.

Los materiales permanentes para implantes faciales, se usan para paliar la aparición de las arrugas, cicatrices inestéticas o con el paso de la edad que se acentúan los surcos de la cara.

En el caso de los rellenos permanentes, indica el doctor Giagtzidakis, se encuentran “los llamados biopolímeros, para decirlo de forma clara, eso es plástico, y las consecuencias son fatales”.

Así mismo, dentro de los no permanentes, el primero que se usó fue el colágeno, puede ser de origen animal o de origen humano, algunos de estos productos aún están autorizados en otros países; explica el doctor Giagtzidakis que, el problema con el colágeno es que puede producir reacciones alérgicas y otras complicaciones como la aparición de nódulos y, aún más graves, como las infecciones, el tocar algún vaso sanguíneo con la inyección y producir necrosis de piel, sobre todo si lo hace un inexperto.

Asegura que el ácido Hyalurónico, es un material confiable, viene de distintas marcas, pero está aprobado, “esta sustancia no necesita pruebas de alergia, y desaparece entre 6, 8 y 12 meses, dependiendo de la viscosidad del producto, dentro de los no permanentes es el mejor, pero es muy costoso, una ampolla de un CC puede salir en 3 mil bs; si le dicen a alguien que le van a inyectar ácido Hyalurónico baratísimo para aumento de glúteos, es falso, la están engañando y le están colocando otra sustancia”.

Laura Sobral
]]>


  • Noticias Anteriores

    abril 2014
    LMXJVSD
    « mar  
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930 
  • Espacio publicitario disponible - S3 (0426-2722583)

  • Espacio publicitario disponible - N4 (0426-2722583)