logoMundial
logoMundial
Venezuela - Viernes 25 julio, 2014

Sucesos - 20 octubre, 2012 | 12:00 AM

Asesinada una liceísta de 18 años para robarla

Yenifer Yohana Hernández Colmenares, la víctima.

Una estudiante del quinto año de bachillerato fue asesinada de un balazo en la cabeza, por tres criminales desconocidos que presuntamente intentaron asaltarla o abusar sexualmente de ella, en la Cuesta del Trapiche.

Yenifer Yohana Hernández Colmenares, de 18 años de edad, quien estaba por retomar los estudios de bachillerato, residía en el barrio San Sebastián, parte baja de la Cuesta del Trapiche, y este jueves, aproximadamente a las 10:00 de la noche, fue asesinada en plena vía pública, en un área semiboscosa y oscura de ese barrio.

Lo que se presume es que la joven, previo al homicidio, pudo haber sido interceptada por los delincuentes y llevada por la fuerza hasta el apartado lugar, para someterla a alguna aberración o atracarla, y que la muchacha se les escapó, de allí que existen testigos que vieron cuando el trío de criminales la perseguía, la alcanzaron y la mataron de un tiro a “quemarropa”, en el parietal derecho.

Luego huyeron del lugar en veloz carrera, mientras que la muchacha murió de manera instantánea.

Familiares de la víctima señalaron que ella había salido de su casa cerca de las 5:30 de la tarde del jueves, y que posiblemente se dirigió a la vivienda de una tía o tal vez a donde algún amigo o amiga, en Los Mangos, pues ambos barrios están relativamente cerca.

Hacia las 10:00 de la noche, la madre de la joven estaba preocupada porque ella no llegaba, y decidió llamarla a su teléfono celular. La joven le respondió y le manifestó que ya iba de regreso a la casa. La madre no notó nada extraño que le hiciera pensar que su hija estaba en peligro.

Los allegados a la muchacha tienen muchas interrogantes en torno al lugar donde la asesinaron, y crean en ellos varias hipótesis que les hace suponer que de alguna manera estaba allí por motivos de fuerza mayor, pues ella misma decía que prefería movilizarse por la otra calle, toda vez que esa era demasiado desolada y oscura, con pocas viviendas.

El hecho es que fue asesinada por los tres delincuentes desconocidos, por causas que hasta el momento no están claras, por lo que la Brigada Contra Homicidios de la policía científica se encuentra juntando pistas, entrevistando testigos, que permitan esclarecer el abominable crimen.

Sin embargo, de manera extraoficial, una de las hipótesis que más cobraría fuerza es el robo, toda vez que aunque no la despojaron de ninguna de sus pertenencias, luego se conoció que minutos antes del crimen, tres muchachas habían sido atracadas por igual número de delincuentes, muy cerca de ese lugar.

Familiares de la víctima, indignados, consternados, pidieron a las autoridades policiales acelerar las investigaciones que lleven a capturar a los asesinos. Solicitaron que su muerte no quede impune, para que la justicia prevalezca. (MB)