Atacaron a tiros y con 2 granadas una librería de Coloncito

Publicado el 0 Commentarios

Dos granadas fragmentarias, que afortunadamente no estallaron, fueron lanzadas por motociclistas desconocidos, que también efectuaron detonaciones, contra un local comercial de Coloncito,  donde además residen los propietarios del mismo, suegros de un sargento segundo del Ejército, adscrito al fuerte Morotuto José Cornelio Muñoz.

El hecho, que alertó y movilizó a todas los cuerpos de seguridad hacia la vereda 4 con calle 8 y carrera 1 de la parte baja del barrio 19 de Abril, se registró este miércoles, a las 11:30 de la mañana, aproximadamente.

El blanco de los desconocidos fue específicamente el inmueble marcado con el número F49, donde funciona la librería y centro de copiado Yohana, muy cerca de un Hogar de Cuidado Diario.

Se dijo que, a esa hora de la mañana, un grupo de desconocidos que se movilizaban en un vehículo, cuyas características no fueron aportadas por los testigos, lanzó hacia el interior de la librería los dos artefactos explosivos, que por razones que investigan los artificieros del Sebin no estallaron.

Al parecer, al momento del atentado, tanto dentro como fuera de la librería había un considerable número de personas, que resultaron ilesas. De hecho, en el interior de la casa había, además de tres adultos, dos niños de poca edad.

La cuadra donde funciona el establecimiento comercial, blanco del ataque de presuntos paramilitares, fue cercado y tomado policialmente por efectivos de Politáchira, la Guardia Nacional,  DIM, el Ejército y el Sebin, toda vez que se presumía la existencia de una tercera granada, que finalmente no  existió.

Mientras los expertos en explosivos se encargaron de desactivar las dos granadas, tipo piñita, y de analizar los dos artificios para establecer su procedencia, el Cicpc de la subdelegación La Fría se ocupa de determinar el móvil y la autoría del atentado.

No se descarta, se dijo de manera extraoficial, que se trate de una advertencia o venganza contra todos los organismos de seguridad o específicamente a representantes de los cuerpos castrenses, en este caso del Ejército, por algún procedimiento practicado recientemente en el que se hayan visto comprometidos intereses de esos grupos generadores de violencia que opera en la zona norte del estado.

El hecho no solo alertó a los cuerpos de seguridad, sino que alarmó a la población, que hace unos meses se vio intimidada por una serie de hechos violentos que en pocos días cobraron la vida de al menos 10  habitantes de Coloncito, y ahora temen una nueva arremetida de estos irregulares criminales.

De hecho, el martes, en menos de tres horas fueron asesinados por sicarios desconocidos dos mototaxistas, uno de ellos en el mismo barrio 19 de Abril, crímenes que están siendo analizados, para conocer si tienen o no relación con el caso de las granadas.

Miriam Bustos