logoMundial
logoMundial
Venezuela - Jueves 24 julio, 2014

Sucesos - 6 abril, 2013 | 12:00 AM

Encarcelan en penal de Santa Ana a la mujer que asesinó a su vecina para robarle el bebé

El  ministerio Público dictó la  privativa de libertad para  Yennifer Yuleidi Gómez Acevedo, de  34 años,  y  de su hijo, Yofer Peñaranda Gómez, de  18 años; por su presunta responsabilidad en la muerte de Nelly Teresa Salazar Ramírez, de 27 años, a quien presuntamente madre e hijo asesinaron y le sacaron una bebé de su vientre, el pasado 26 de marzo, en San Rafael, municipio Cárdenas.

Durante la audiencia de presentación, la fiscal cuarta,  Andreína Torres, imputó a la mujer por la presunta comisión de los delitos de homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles y sustracción de menor.

Asimismo, la representante del ministerio Público imputó a  su hijo  por presuntamente ser facilitador en el delito de homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles, delitos previstos y sancionados en el Código Penal y en la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

En ese sentido, el juez del Tribunal Tercero  de Control del circuito judicial penal del estado Táchira, con base en los elementos de convicción expuestos por la fiscal, dictó la medida privativa de libertad para las dos personas y fijó como sitio de reclusión el Centro Penitenciario de Occidente, mientras se cumple el lapso correspondiente para la presentación del acto conclusivo.

De acuerdo con la investigación adelantada por el Cuerpo de Investigaciones, Científicas,  Penales y Criminalísticas, la imputada llevó  bajo engaño, a una vivienda de su propiedad a la mujer en estado de gestación y con la complicidad de su hijo, le habría causado la muerte al propinarle numerosos golpes en la cabeza con un mazo de madera.

Posteriormente y según las hipótesis del ministerio Público,  la sindicada  procedió a extraerle la bebé, para luego llevarla al Hospital del Seguro Social, donde la infanta llegó con signos vitales estables y tras la mujer ser interrogada sobre la procedencia de la neonata, ésta procedió a abandonarla en el centro asistencial.

El 02 de abril, detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, localizaron enterrado el cuerpo de la víctima en una zona boscosa cercana a su casa, por lo que procedieron a capturar a la mujer  junto a su hijo, luego de encontrarles en su residencia, numerosas evidencias que les comprometían directamente con el crimen. (PER)