Exigen los familiares del niño asesinado en El Nula sentenciar a los 8 militares que imputan judicialmente

Publicado el 0 Commentarios

Frente a los tribunales, familiares y allegados del niño Daniel Alfonso Neira, exigieron con fotografías y cartelones sentenciar a los militares implicados en el crimen. (Foto: Carlos Eduardo Ramírez)

El próximo martes 19 de marzo podría ser emitida la sentencia contra siete efectivos del Ejército y un ex Guardia Nacional, quienes se encuentran imputados por los delitos de homicidio calificado, en grado de complicidad correspectiva y simulación de hecho punible, tras ser vinculados por el Ministerio Público en la muerte del niño Daniel  Alfonso Neira, de 14 años, asesinado a balazos por una comisión militar el 15 de marzo del año 2005, en El Nula, municipio San Camilo del estado Apure.

Durante este jueves, en la penúltima audiencia, el juez Segundo de Juicio postergó el acto conclusivo, donde se  sentenciaría o se absolvería a las ocho personas, quienes enfrentan la fase de juicio bajo una medida sustitutiva de libertad, tras ocho largos años de proceso.

Una vez concluida la diligencia, familiares del niño asesinado, entre ellos, su padre Daniel Neira, manifestaron que tras la evacuación de pruebas por parte del ente acusador, abrigan la esperanza que el Poder Judicial emita una sentencia ejemplar  contra quienes se encuentran implicados en el crimen.

Acompañado de abuelos, madre y familiares cercanos de la víctima, Neira expresó que el proceso que se ha extendido desde el año 2005, luego de la muerte de su hijo,  ha sido acompañado también por la Organización No Gubernamental Red de Apoyo, cuyos integrantes se han vinculado para monitorear el proceso y prestarles ayuda en el caso.

– Queremos que se haga justicia y que el Poder Judicial emita una sentencia ejemplar, que no se le brinde beneficios a quienes se encuentran implicados en el crimen de mi hijo, pues a él lo sindicaron de ser guerrillero, y quienes lo mataron quisieron engañar a la colectividad y simular que su muerte fue durante un enfrentamiento, situación que jamás sucedió y que se ha desvirtuado a través del proceso —, declaró.

Afirmó que la muerte del niño, de 14 años, sucedió, de acuerdo con su criterio, por uso excesivo de la fuerza de quienes integraban la comisión militar, pues los uniformados no cumplieron con los protocolos que manejan las Fuerzas Armadas en los puntos de control u alcabalas.

Los familiares recordaron que la mañana del 15 de marzo del año 2005, el niño tripulaba una camioneta,  y cuando transitaba por el sector Santa Inés, se encontró con una comisión militar e intentó eludirla, porque no tenía documentos de conducir.

— Esa actuación fue tomada  por los efectivos militares como un aparente intento de fuga y dispararon indiscriminadamente contra el automotor, matando en el acto al menor, sin antes verificar de quién se trataba y de su estado de indefensión —, expresó.

Alegó Neira que, tras el deceso de su hijo, la lucha que se ha librado en los tribunales ordinarios no tiene otro norte que demostrar la culpabilidad de quienes se encontraban al frente de la comisión militar, “creemos  en la justicia y la probidad del juez, por ello esperamos que la condena contra los autores materiales y colaboradores sea ejemplar y se les aplique todo el peso de la ley”. (PER)