logoMundial
logoMundial
Venezuela - Viernes 25 julio, 2014

Sucesos - 28 agosto, 2012 | 12:00 AM

Sepultarán en La Grita a la maestra muerta en Amuay

Ana Neira Labrador de Rivero, la educadora que pereció en Amuay.

Este lunes fueron trasladados a La Grita, municipio Jáuregui, los restos de la educadora tachirense que pereció el sábado en la madrugada en la tragedia de Amuay, en el estado Falcón.
El cadáver de Ana Neira Labrador de Rosales, de 49 años de edad, fue trasladado vía área desde Punto Fijo hasta el aeropuerto de La Fría, y es velado en una funeraria de La Grita.
Los restos de su esposo, el mayor de la Guardia Nacional Eduardo Rivero, de 46 años, fue supuestamente llevado a Maracaibo, para el respectivo acto velatorio. La hija de ambos, Yuleiny Andrea Labrador, de 9 años de edad, está desaparecida.
“El sábado conseguimos los restos de mi hermana y su esposo, como a las 9:00 de la mañana. Los reconocimos por muestras de ADN, pero la niña no aparece. Hacemos un llamado a la colectividad que tenga noticias de ella a que nos lo informe, pues estamos bastante mal, pero creemos que por algún milagro de Dios pueda estar viva”, declaró a periodistas de la prensa de Falcón, Carmen Labrador, tía de la niña.
Refirió la dama que, la familia vivía en El Campito, al lado del Destacamento N° 44 de la Guardia Nacional de Punto Fijo, el cual prácticamente desapareció durante la explosión.
Rivero falleció en el mismo lugar de la tragedia, mientras dormía en un complejo habitacional muy cercano a la refinería, en tanto que Neira Labrador, murió cuando era ingresada al hospital del sector.

El mayor Rivero prestaba servicio en la refinería y su esposa era directora del ciclo nocturno del liceo bolivariano “Carlos Diez del Ciervo”, en el municipio Carirubana. La pequeña iniciaría próximamente el sexto grado en un colegio local.
Vale recordar que, una familia, integrada por cinco personas, que se creyó era del Táchira, y que luego se confirmó que provenía de Puerto Ordaz, también estaba desaparecida.
Sin embargo, este domingo los cinco fueron reconocidos entre los cadáveres que faltaban por identificar.
Aníbal José Delgado López; Yelitza Llanos de Delgado, Enyelbert Delgado Llanos, Ana Karina Delgado Llanos, y Ana Gabriela Delgado Llanos, habían viajado desde Puerto Ordaz hasta Punto Fijo, para disfrutar de unas vacaciones.
Como ironía de la vida, la familia se quedó en casa del mayor Rivero y de su esposa Ana Neira Labrador de Rivero.
Tachirense desaparecida
Según se pudo conocer, otra joven tachirense, de 15 años de edad, también se encuentra desaparecida. Su hermana, Yolandis Vacas, viajó desde San Cristóbal hasta el estado Falcón para buscarla.

Yuleiny Andrea Labrador, está desaparecida.

Dijo la muchacha que, su madre y su hermano, de 11 años, murieron durante la explosión de la refinería de Amuay, pero afirmó no hallar a su hermana “ni viva, ni muerta”.
Contó a los periodistas que cubren la tragedia desde el sábado, que su mamá y sus hermanos vivían en Falcón porque el esposo de la progenitora es militar activo, adscrito al Destacamento 44 de la Guardia Nacional. “Mi hermana tiene 15 años, es blanca, de cabello castaño, y estudiaba cuarto año de bachillerato”, dijo.
48 muertos
Hasta la tarde de este lunes, la cifra de fallecidos por la explosión en la refinería había ascendido a 48.
La gobernadora del estado Falcón, Stella Lugo, declaró que de 41 muertos que había el domingo, en horas de la madrigada del lunes, el número se elevó a 48.
“Tenemos hasta ahora una cifra oficial de 48 fallecidos”, aseguró Lugo a la emisora Unión Radio, a la que dijo que las autoridades están atendiendo de manera “integral a las familias” de los muertos, los heridos, y a los afectados que perdieron sus viviendas.
Añadió que los siete heridos que se hallan en condiciones más graves tras el accidente -y que habían sido trasladados a la unidad de quemados del Hospital Coromoto de Maracaibo, en el vecino estado Zulia- están “estables”.
Un tercer tanque de la principal refinería de Venezuela se prendió fuego este lunes en la tarde, sumándose a otros dos que siguen en llamas desde el sábado en la madrugada, informó el ministro Rafael Ramírez, quien aseguró que “la situación está bajo control”.(MB)